Nov. 20, 2020 | Trudeau avanza con su más ambicioso plan anti-contaminación atmosférica.

El ejecutivo canadiense presentó una nueva ley que sostiene que eliminará la emisión nacional de gases contaminantes dentro de un plazo no superior a 30 años.

La norma, que acaba de ingresar al parlamento, fue anunciada por medio de videoconferencia por el primer ministro Justin Trudeau.

El proyecto de legislación, identificado como Ley C-12, tiene como objetivo que el país llegue a 0 emisión contaminante hacia 2050, entendiendo la misma como los llamados gases de efecto invernadero que se arrojan a la atmósfera.

La meta de revertir el proceso de degradación ambiental es una de las promesas esgrimidas por el jefe del gobierno canadiense durante la última campaña electoral.

Alcanzar el objetivo propuesto implica eliminar los gases por completo o asegurar que los que se sigan produciendo sean absorbidos de manera natural, principalmente por los bosques y selvas tropicales.

El primer ministro Trudeau recordó que los inversores en todo el planeta toman decisiones cada vez más basadas en el riesgo climático actual.

Los proyectos con bajas emisiones de carbono y resilientes al clima no solo son buenos para el planeta, también son buenos para los negocios.

Las inversiones que anunciamos el mes pasado para modernizar la planta de Ford Oakville para fabricar vehículos eléctricos, es una prueba de ello.

Acciones como esta no solo ayudarán a las generaciones futuras a criar a sus hijos en un medio ambiente limpio, sino que también contribuirán a dejarles una economía más resiliente y competitiva con buenos empleos.

La acción climática fuerte siempre será un pilar del enfoque de nuestro gobierno, desde nuestro plan para crear más de un millón de empleos en todo el país, hasta la reconstrucción de una economía competitiva y sostenible.

Con un Canadá más competitivo, estamos asegurando un mejor futuro para nuestros trabajadores.

Se trata de hacer crecer la clase media con trabajos buenos y confiables.

Y los trabajadores canadienses y sus familias se beneficiarán de un crecimiento limpio.”

Es probable que la cuestión del cambio climático vuelva a formar parte de la agenda de conversaciones entre Canadá y Estados Unidos, a partir de la salida de la actual administración republicana, que sacó a ese país del Acuerdo de París, el pacto que es usado como referencia global en materia de medioambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

seventeen + 18 =