Oct. 30, 2020 | Ejecutiva de Huawei se apunta una victoria en su lucha contra extradición.

Meng Wanzhou obtuvo una victoria ayer Jueves en su lucha contra su extradición a los Estados Unidos, ya que el juez que supervisa los procedimientos acordó permitir que los abogados de la ejecutiva de Huawei prosigan en su afirmación de que Estados Unidos engañó a Canadá sobre los aspectos básicos del caso.

En un fallo publicado online, la jueza adjunta Heather Holmes dijo que había “un aire de realidad en las acusaciones de abuso del proceso de la Sra. Meng en relación con la conducta del estado solicitante”.

En una audiencia celebrada el mes pasado, los abogados de la directora financiera de Huawei, dijeron que creían que la evidencia era lo suficientemente sólida como para demostrar que Estados Unidos omitió componentes claves del caso que socavan las acusaciones de fraude contra su cliente.

El fallo de Holmes significa que los abogados de Meng podrán incluir esos reclamos como una de las tres líneas de ataque en febrero próximo, cuando intenten convencer al juez de que todo el caso debe descartarse, por abuso de proceso.

En su fallo, Holmes señaló que suspender los procedimientos contra Meng era una posibilidad si la defensa puede defender su caso, pero que también podría considerar un remedio menos drástico, como eliminar partes del registro de los Servicios de Enjuiciamiento de la Corona, consideradas poco confiables.

Meng está acusada de fraude y conspiración en los Estados Unidos en relación con las acusaciones de que mintió al Hongkong and Shanghai Banking Corporation, HSBC sobre la relación de Huawei con una subsidiaria oculta que fue acusada de violar las sanciones económicas de Estados Unidos contra Irán.

Los fiscales afirman que al mentir a HSBC para continuar una relación financiera, Meng puso al Banco en riesgo de pérdida y enjuiciamiento, por violar las mismas sanciones.

El equipo de defensa afirma que oficiales de la Agencia del Servicio de Fronteras Canadiense y la Real Policia Montada del Canadá conspiraron con la Oficina Federal de Investigaciones de EEUU para montar una investigación criminal encubierta sobre Meng utilizando los poderes extraordinarios de la agencia fronteriza para interrogarla sin un abogado.

Meng fue interrogada por agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA) durante tres horas antes de ser arrestada el 1 de diciembre de 2018, después de su llegada al aeropuerto de Vancouver en un vuelo desde Hong Kong.

Se han reservado dos semanas en febrero de 2021 para argumentos sobre el expediente del caso y la presunta violación de los derechos de Meng en el momento de su arresto.

El tercer reclamo de la defensa se relaciona con las acusaciones de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha politizado el caso al amenazar con usar a Meng como moneda de cambio para obtener un mejor trato con China.

Holmes señaló en su fallo que si se probara alguna de esas líneas de argumentación, es posible que no sean suficientes por sí mismas para descarrilar el caso, pero el efecto acumulativo de todas ellas podría terminar en una suspensión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × two =