Oct. 23, 2020 | No habrá nuevas elecciones en Canada…por ahora. La Derecha sigue presionando.

Luego que el gobierno federal de Justín Trudeau sobrevivió a un voto de confianza en el parlamento canadiense, el miércoles, los conservadores parecen dispuestos a presentar otra moción, que deja abierta la puerta para un llamado anticipado a elecciones.

La oposición oficial reclamó ante el parlamento una investigación exhaustiva sobre una serie de cuestiones relacionadas con la gestión de la pandemia de coronavirus, por parte de la administración liberal.

La nueva iniciativa busca que el Comité de Salud examine de cerca el lento progreso del gobierno en la aprobación de las pruebas de detección rápida del Covid-19, la forma en la que las autoridades han aplicado las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y la adecuación de los pagos federales al área sanitaria de las provincias, entre otros varios asuntos.

La investigación que solicitan integrantes del Partido Conservador obligaría al gobierno de Ottawa a entregar todos los correos electrónicos y otra información oficial, como memorandos de la oficina del primer ministro y de los ministerios y organismos oficiales, para analizar el papel desempeñado por los autoridades en la gestión del pandemia.

Entre otros documentos, la oposición quiere que el comité parlamentario tenga acceso a las notas sobre la planificación y preparación para hacer frente a la pandemia, las constancias sobre la compra de equipos para la protección personal y la adquisición de productos para la detección del virus, como reactivos e hisopos.

También despejaría el camino para la publicidad de todos los registros relativos al grupo de trabajo sobre la vacuna contra el Covid-19 y los planes para su distribución y suministro al público.

La administración Trudeau se valió de una exención por motivos de seguridad nacional, que le permite mantener en secreto ciertos contratos de compra.

Los liberales detentan el poder como primer minoría, por lo que la aprobación de la moción y una derrota ante un voto de confianza podría obligarlo a disolver el parlamento y convocar a elecciones.

El gobierno sobrevivió en la víspera a la votación de otra iniciativa, que pedía crear una comisión especial dedicada al asunto de la entidad caritativa WE, por la que Trudeau fue acusado de entregar de manera discrecional un contrato a esa entidad, por valor de 912 millones de dólares.

El escándalo que rodeó a WE llevó a la renuncia del entonces ministro de Finanzas Bill Morneau, uno de los colaboradores más estrechos del jefe de gobierno.

El Nuevo Partido Democrático, los verdes y dos parlamentarios independientes votaron en contra de la moción, mientras que los conservadores y el Bloque Quebequense la apoyaron.

La propuesta fue derrotada por 180 votos en contra y 146 a favor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

9 − two =