Oct 21, 2020 | Primer Ministro Trudeau pone sobre la mesa la continuidad de su gobierno.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau decidió este martes poner a prueba la continuidad de su gobierno liberal al señalar que el intento de la oposición de investigar cómo Ottawa está enfrentando la pandemia del coronavirus será un tema sometido a un voto de confianza. Ese voto se llevará a cabo mañana miércoles.

Dentro el sistema parlamentario canadiense esto significa que los diputados deberán decidir mediante voto si aceptan o no las medidas que el gobierno ha implementado en la lucha contra el coronavirus. Un voto de rechazo abrirá las puertas a una nueva elección federal.

Los liberales se encuentran bajo un creciente ataque de parte de los conservadores de la oposición oficial, que alegan que parte de los más de 200.000 millones de dólares canadienses que el gobierno de Trudeau ha invertido en una diversidad de programas para enfrentar las consecuencias del coronavirus han sido malgastados.

Los conservadores, bajo la batuta de su nuevo líder, el exmilitar Erin O’Toole quieren crear un comité para examinar lo que llaman como “problemas éticos del gobierno”. Un área de interés para los conservadores son los pagos a la esposa y madre de Trudeau por una organización de beneficencia elegida por el gobierno para gestionar un programa de becas para estudiantes. Al final, ese contrato con la organización WE nunca llegó a materializarse ya que ese acuerdo fue anulado.

Por su parte, los liberales habían propuesto crear un comité especial con un mandato más limitado para revisar el gasto del programa federal en la lucha contra el Covid-19.

En Ottawa se especula que Trudeau podría estar tentado a desencadenar una elección ahora antes de que el gobierno se vea obligado a reducir algunos de los costosos programas de ayuda.

Sin embargo, un agregador de los resultados de las recientes encuestas de opinión del difusor público CBC muestra que los liberales tienen un 36,5% de apoyo público, mientras que los conservadores cuentan con un 30,8%. Estas cifras indican que en caso de llevarse a cabo otra elección nacional en Canadá, el resultado sería otro gobierno minoritario para Trudeau.

Para ganar en un voto de confianza en el Parlamento, los liberales, que sólo ganaron una minoría de escaños en las elecciones de octubre de 2019, necesitan el apoyo de otro partido de la oposición.

Las posibilidades de que Trudeau pierda realmente esa votación no son claras, ya que tanto él como su principal rival insistieron en que no querían ir a las urnas en momentos en que los contagios debido a la pandemia se encuentran en aumento.

En los hechos, el futuro de Justin Trudeau como Primer Ministros de Canadá depende de los neodemócratas de Jagmeet Singh, un partido progresista que ya indicó que apoyará los esfuerzos de los liberales para luchar contra la pandemia.

Trudeau dijo que no quiere una elección y que llevar a cabo unos comicios nacionales no sería lo mejor para los canadienses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × five =