Oct. 12, 2020 | Racismo Sistémico: la palabra que el derechista Legault se niega a pronunciar.

¿Es necesario recordar que cuando los colonizadores franceses llegaron aquí, a América, las Primeras Naciones que vivían aquí les ayudaron? ¿Y que los tratados que acordaron firmar con Francia fueron acuerdos de cooperación y asistencia mutua?

Con esas interrogaciones históricas, comienza una carta firmada por más de 470 profesores universitarios de la provincia de Quebec, publicada este el viernes y dirigida al primer ministro de la provincia canadiense de Quebec, François Legault, quien encabeza un gobierno de centro-derecha del partido CAQ, Coalición por el futuro de Quebec.

Esta carta se produce tras la trágica muerte de la indígena Joyce Echaquan, ocurrida el 28 de septiembre en un hospital de Joliette, Quebec, tras pedir ayuda a gritos y recibir una serie de insultos racistas por parte del personal.

“Estúpida. Sólo sirves para tener sexo. Mejor estaría muerta”, fueron algunos de los comentarios que la indígena canadiense Joyce Echaquan recibió y grabó poco antes de morir.

El objetivo de la misiva firmada por los médicos es pedirle al primer ministro de Quebec que finalmente reconozca la naturaleza sistémica del racismo en esta provincia, cuya existencia François Legault niega hasta la fecha.

“Cuando un grupo de ciudadanos y ciudadanas ha sido marginalizado repetidamente y durante décadas por instituciones públicas debido a su raza, como lo ha demostrado el informe de la Comisión Viens, se trata claramente de un racismo ‘sistémico’».

Fragmento de la carta enviada al Primer Ministro de la provincia de Quebec.

Tras una reunión con los líderes indígenas Atikamekw, François Legault declaró que “Hay una parte de la población que cree que no hay un sistema racista en Quebec. Hay gente racista. La gente de Quebec no es racista. Creo que es importante respetar a todos”.

El 8 de junio, interrogado sobre la naturaleza del racismo en Quebec, Legault declaró «No entiendo por qué la gente trata de apegarse a una palabra. Creo que lo importante es decir y todos están de acuerdo en que hay algo de racismo en Quebec, y no queremos más eso».

Examinando la historia de Quebec, los firmantes de la carta sostienen que este racismo ya estaba presente en leyes como la llamada “Ley para fomentar de la civilización gradual de las tribus salvajes de esta provincia”, una ley que institucionalizaba de manera insidiosa el concepto de que el indígena es una “subpersona”.

Para sostener las razones de su demanda, los académicos también se basan en una encuesta reciente que establece que una abrumadora mayoría de los quebequenses considera que los indígenas son objeto de racismo en Quebec y que las personas de las Primeras Naciones no son tratadas en pie de igualdad por las instituciones gubernamentales.

Tras la muerte de la indígena en el hospital de Joliette, distintas voces de organismos de la sociedad civil exigieron la renuncia de la ministra de Asuntos Indígenas de la provincia, Sylvie D’Amours.

Este viernes, ella fue reemplazada por Ian Lafrenière, personaje que antes de ingresar al mundo de la política, ocupó por años el cargo de Jefe de la División de Comunicaciones de la Policía de Montreal, una organización que ha sido criticada por discriminar a las personas racializadas.

Aunque ese nombramiento fue saludado por la Asamblea de las Primeras Naciones de Quebec y Labrador, otras voces condenaron tal nominación.

Fuentes: Radio Canada, CBC News, Global National.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two + 9 =