Paraguay: el “país” del Nunca Jamás.

Mi comentario a la publicación de Benjamín Fernández-Bogado:

Abdo dirá: “Todo eso soy yo. Pero tengo las manos y los pies atados por el Parlamento, por el Poder Judicial independiente y, sobretodo, por la gente. La gente, por default, es coercitiva, pusilánime, desobediente, insolidaria, mentirosa, engañosa, desconfiada, prejuiciosa. Naturalmente, instintivamente, originalmente, reproductivamente, semánticamente, lógicamente corrupta. Yo, y cualquiera que vendrá, estamos destinados a fracasar”.

Y, posiblemente, Abdo tendrá razón.Paraguay es el país del nunca jamás.

El único posible mandatario que podría superar el Gran Obstáculo, la gente, debe ser un Dictador.

Alguien quien actúe sin el consentimiento del Congreso ni la observancia de la Constitución.

Alguien quien ordene ahora mismo la incursión de exterminio en la Zona de Conflicto, para acabar con el EPP.

Alguien quien, de un mazazo, corte todos los salarios de mas de 10 millones de guaraníes y despida a 200 mil empleados públicos.

Alguien quien intervenga las dos Hidroeléctricas y confisque 90 % los bienes a los poseedores de las grandes fortunas.

Alguien quien detenga a Cartes, la Fiscala General, las hermanas Amarilla, el clan Bower, los Mereles, los Céspedes, decenas de parlamentarios zánganos y jefes militares ladrones y los juzgue en un tribunal especial.

Alguien quien corte enlace con Taiwan y entre en contacto con Pekin y, permita la llegada de 20,000 chinos para el inicio inmediato de las Obras del Triángulo Ferroviario y 100 mil kms de vias de bicicleta.

Alguien quien use su poder especial para transformar todo lo confiscado en la llamada Revolución Agrícola Ecológica en el Chaco.

Alguien quien ordene la construcción de 5 grandes urbes en el Chaco y Tren de Alta Velocidad a La Paz, con sus correspondientes ramales.

Podría escribir una larga lista.

Ese será un “buen presidente”.

Paraguay, además de ser un “país”, es, fundamental y primariamente, un Entorno.

Es más, antes de ser “país”, es un Entorno.

En este contexto, es el Gran Entorpecedor, el Gran Abortador, el Gran Cortador de ilusiones, de esperanzas, de confianzas.

De ahí la palabra “trozar”.

Uno puede ser un ejemplo de benevolencia, de transparencia, de honestidad, de solidaridad, de clarividencia, de eficiencia.

Pero tarde o temprano, en algún lugar, Paraguay, ese entorno tóxico for default, le “trozará” por el medio.

La única solución es huir, ser “cobarde” o “anti-patriota”.

Lamentablemente.

La otra vez te oí comparar un país con Burkina Faso.

Hay negacionistas en Paraguay. Así como el “patriotismo” es una mera extensión ilusoria de un ser humano en inyectar sentido de pertenencia emocional y territorial a su vida, así también hay personas que pueden quejarse todos los días de su Entorno pero no admiten “que se hable mal de su “país” desde “afuera”.

Esa doble moral “patriótica” que permiten que se libere un testimonio, una manifestación lacerante pero no la humillación.

Porque si alguien de “afuera” dice que Paraguay es la Burkina Faso de la región, eso constituye un desprecio, una humillación.

Es como decir: Paraguay para los paraguayos. “Aqui nos conocemos y aquí nos desarrollamos. No admitimos “recetas” humillantes desde afuera”.

Hay tal ignorancia de Paraguay en el Mundo Afuera que lo califican “el país más Feliz del Mundo” o, “uno de los mejores destinos para instalarse después de la Pandemia” o “Una buena plaza para invertir” o, desproporcionadamente, “la Suiza de América” o, todavía peor, “the best kept secret in South America”. What ??!!

Yo lo califico “the weirdest country in the World”.

Y, por ejemplo, tú me dirás, en qué basas tu calificación. Y, yo te respondo: Sólo escuchando “Contrapoder” por Radio Libre durante un mes, puedo adjuntar este calificativo.

Y, un negacionista salta y dice: “Yo puedo calificar a mi país -su entorno- como me apetece, pero te prohíbo que lo humilles y, en consecuencia, me humilles a mí”.

“Porque humillando a Paraguay, me humillas a mí”.

Y, a un millonario le diría: de nada te sirve tus millones si sigues viviendo en Paraguay…

Porque Paraguay, antes de ser un “país”, es un Entorno.

Y con tu dinero, podrías haber habitado en un mejor Entorno.

Pero no lo haces porque en ese otro Mejor Entorno hay leyes.

Y, tú, al nacer en un entorno específico como Paraguay, no sabes lo que es vivir en medio de un Entorno donde hay leyes.

Tu dinero, tus carros, tus clubes de tennis, estarán siempre confinados en un cuadrilátero, porque si sales de ahí, hallarás la mugre, la pobreza, la suciedad, las veredas rotas, la degradación.

Y, quieras o no, te guste o no, serás parte de “ellos”.

Negacionistas y falsos patriotas, ahí los tienes.

Estoy adjuntando in extenso este mi comentario a tu columna de hoy en mi cuenta de Facebook, a publicarse además en todas mis redes sociales.

Porque contigo sí puedo exprearme así.

Eso te dignifica, te engrandece: tu tolerancia, tu defensa esencial por la libertad de expresión.

Mis comentarios las publico en el marco del respeto hacía el otro, por supuesto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

twenty + 18 =