Sep 11, 2020 | Quebec declara obligatorio uso de mascarillas so pena de fuertes multas.

«Hay una tendencia que no nos gusta aquí. No podemos aceptar que unos pocos individuos irresponsables pongan en riesgo a toda la población de Quebec».

– François Legault

El primer ministro de Quebec, François Legault, anunció que la policía comenzará a repartir multas de entre 400 a 6.000 dólares a todo aquel que no lleve una máscara cuando sea necesario de acuerdo con las directrices de salud pública.

El gobierno está implementando penas más estrictas debido a un reciente aumento en los casos.

Expertos y políticos le venían pidiendo desde hace semanas al gobierno que impusiera esta medida. Dicho y hecho.

A partir del sábado, el uso de mascarillas será obligatorio para las personas mayores de 12 años en todos los lugares públicos cerrados en Quebec, como los negocios, galerías, mercados y transporte público, anunció el Primer Ministro François Legault.

La Ministra de Seguridad Pública, Geneviève Guilbault conjuntamente con las fuerzas de policía y el director de la Fiscalía Penal y Criminal (DCPP) trabajan juntos para aplicar la nueva medida.

Lo que se quiere es agilizar el proceso, que la infracción se convierta en multa inmediatamente, y que el proceso sea sencillo y completamente legal para evitar que los delincuentes recalcitrantes eviten pagarlas.

Las multas se aplicarán en toda la provincia, aunque las autoridades apuntarán sobre todo a las regiones clasificadas como «amarillas» en el nuevo sistema de alerta COVID-19 codificado por colores del gobierno.

Montreal aparece en el nivel más bajo, verde, a diferencia de zonas señaladas con color amarillo como la ciudad de Quebec, Outaouais y Laval.

Pero la directora de salud pública de Montreal, la Dra. Mylène Drouin, dijo el miércoles que su ciudad podría pasar pronto del «verde» al «amarillo» también, dado el aumento de casos en las últimas semanas.

Sin olvidar el inicio de las clases en la provincia.

Las nuevas medidas de aplicación entran en vigor el sábado.

Hasta ahora eran solo los propietarios de negocios los que estaban obligados a hacer respetar esa medida a los clientes. Ellos se enfrentaron a multas de entre 400 y a 6.000 dólares. Esta vez la orden gubernamental tiene un alcance general que incluye a los ciudadanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five + 5 =