Sep 07, 2020 | Manifestantes derriban estatua del ex-Primer Ministro John MacDonald, en Montreal.

Una estatua de quien fue el primer primer ministro de Canadá, Sir John Macdonald, fue derribada el pasado sábado 29 de agosto en el centro de Montreal por manifestantes que marchaban exigiendo la reducción del presupuesto de la policía y que esos fondos sean destinados a apoyar a las comunidades con menos recursos.

La acción de protesta se produjo al final de una marcha pacífica el sábado cuando un grupo de personas subió al monumento ubicado en el centro de la ciudad, colocó cuerdas en torno a la estatua y la tiraron al suelo. El impacto hizo que la cabeza acabe separándose del resto del cuerpo de bronce, según un video publicado en los medios sociales.

Los llamados a reducir el financiamiento de los cuerpos de policía, a menudo acusados de racismo y violencia contra las comunidades no blancas, han ido creciendo en Estados Unidos y Canadá, como consecuencia de una serie de incidentes considerados como actos de brutalidad policial.

La muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció debido a que un policía blanco le aplastó el cuello con la rodilla mientras se hallaba bajo custodia en una calle de Minneapolis en mayo desencadenó protestas mundiales por la desigualdad racial y la brutalidad policial, y renovó las promesas de algunas autoridades de luchar contra el racismo.

En junio, un vídeo que mostraba la violenta detención de Allan Adam, un líder indígena canadiense de la Primera Nación Athabasca Chipewyan, por parte de la Real Policía Montada de Canadá en Alberta fue denunciada como un abuso por parte de la policía.

La estatua de John Macdonald, quien fue primer ministro de 1867 a 1873; y de nuevo elegido entre 1878 y 1891, ha sido escenario de repetidos actos de grafiti en los últimos años, y a menudo ha sido cubierta de pintura roja. Esto debido a nuevas consideraciones en torno al papel de Macdonald en la historia canadiense y sus políticas hacia los indígenas, que incluyó la privación de alimentos como arma para obligarlos a aceptar ser confinados en reservas indígenas, causando la muerte de miles de personas de los pueblos originarios.

John Macdonald también expandió el sistema de escuelas residenciales para los indígenas, una acción considerada como un acto de genocidio cultural.

Otro aspecto criticado a Macdonald es su racismo al imponer un impuesto por cabeza a los obreros e inmigrantes chinos, refiriéndose a ellos como personas que “no tiene ningún interés común con nosotros… no tiene instintos británicos o sentimientos o aspiraciones británicas, y por lo tanto no debería tener derecho a voto».

Bajo el gobierno de Macdonald, el derecho al voto también fue negado a los indígenas, a las mujeres, a las personas con discapacidades y a los hombres que no eran dueños de propiedades.

El derrumbe de su estatua el sábado provocó una rápida condena de los líderes políticos.

«Independientemente de lo que uno pueda pensar de John A. Macdonald, destruir un monumento de esta manera es inaceptable», dijo François Legault, primer ministro de la provincia de Quebec.

«Debemos luchar contra el racismo, pero destruir partes de nuestra historia no es la solución.»

En 2018, la ciudad de Victoria, capital de la provincia de Columbia Británica, retiró una estatua de Macdonald del ayuntamiento como gesto de reconciliación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eighteen − 18 =