Sep 02, 2020 | Fuerte impacto de COVID-19 en el transporte público en Canadá.

Como resultado de las restricciones introducidas para frenar la propagación de COVID-19, el número de viajeros en los diversos transportes públicos ha disminuido significativamente en los últimos meses al mismo tiempo que crecía la congestión del tráfico en las principales ciudades canadienses.

La interrupción de la circulación de los autobuses, trenes y metros de Canadá, que comenzó a mediados de marzo como parte de un esfuerzo por evitar la propagación de COVID-19, dio lugar a una histórica disminución de pasajeros en abril de 2020. Después de una disminución del 42% en marzo, el número de viajes de pasajeros cayó un 85% en abril

Ahora, nuevas estadísticas muestran que los sistemas de transporte público de Canadá todavía sentían el impacto de la pandemia en junio, con una disminución de los viajes en metro, tren y autobús de casi el 75% con respecto al mismo período del año anterior.

Los datos publicados por Estadística Canadá muestran que en junio hubo 37,9 millones de viajes de tránsito público, tratándose de una importante disminución de los viajes desde marzo.

A su vez, los ingresos totales de explotación de las empresas de tránsito urbano, sin contar los subsidios, disminuyeron en un 77%, a 75,6 millones de dólares, en junio.

La agencia dice que las cifras de pasajeros de junio siguen siendo más altas que las de los meses anteriores. Según la Oficina de Estadística del Canadá, en mayo hubo 27,4 millones de viajes de transporte público y 24,9 millones en abril.

El organismo señala que la recuperación del uso del transporte público en los próximos meses estará relacionada con la percepción de los canadienses sobre la eficacia de las medidas de salud pública tomadas.

También hay que tomar en cuenta otros factores. Por ejemplo, hubo un aumento de cinco veces en el número de personas que trabajan en sus casas desde el inicio de la pandemia.

El aumento del teletrabajo significa que menos trabajadores están utilizando vehículos privados y transporte público.

Antes de la pandemia, los vehículos de motor personal (75%) eran el medio de transporte más común para ir al trabajo, seguido del transporte público (13%) y el transporte activo (caminar o ir en bicicleta) (7%).

También en otra encuesta anterior de Estadísticas Canadá se encontró que, debido al miedo al coronavirus, muchos canadienses van a pie o en bicicleta al trabajo.

Un 6% de los canadienses ahora camina o va en bicicleta al trabajo, en comparación con el 3% que viaja en transporte público.

Antes de la pandemia, el 13 por ciento utilizaba el transporte público para ir al trabajo.

A tener en cuenta otro factor: cuando la nieve llegue hasta las puertas de los canadienses, la caminata y la bicicleta no gozarán del mismo fervor saludable- ambientalista como sí lo es en verano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − fifteen =