Aug 24, 2020 | La inmigración se resiente en Canadá a causa del Coronavirus.

En momentos en que la pandemia de COVID-19 empezó a obligar al cierre de negocios, de fronteras y a implementar prohibiciones de viajes, el ministro de Inmigración Marco Mendicino daba a conocer el plan trienal de los liberales concerniente a la inmigración.

El objetivo era propiciar la admisión de 341.000 residentes permanentes en 2020, 351.000 en 2021 y 361.000 en 2022, un récord para Canadá.

Seis meses más tarde, esos planes quedaron en los papeles y las buenas intenciones.

Hoy, un informe del Banco Real de Canadá, afirma que la disminución de la inmigración a Canadá debido a la pandemia de Covid-19 amenaza con “descarrilar una importante fuente de crecimiento económico y de la fuerza de trabajo”.

La disminución del número de recién llegados pone en peligro la capacidad de las empresas del país para encontrar los empleados necesarios en sectores considerados altamente críticos como la salud y el cuidado de los ancianos a medida que la generación del baby boom se jubile en los próximos años, según el informe.

Los canadienses mayores representan ahora el segmento de más rápido crecimiento de la población y para 2035, uno de cada cuatro canadienses tendrá más de 65 años.

La capacidad de Canadá para atraer a inmigrantes con un trabajo significativo mientras la economía lucha por recuperarse de la pandemia puede ser difícil.

Una encuesta de Estadísticas Canadá indica que los inmigrantes recientes tenían más probabilidades que los nacidos en Canadá de perder sus puestos de trabajo en marzo y abril, principalmente debido a su menor tiempo en el empleo y a su excesiva representación en los puestos de trabajo de menor remuneración.

El informe de RBC hace hincapié en la responsabilidad que le compete al gobierno federal para encontrar nuevas formas de atraer más inmigrantes a Canadá.

«Canadá depende de un gran número de personas que vienen al país para impulsar el crecimiento y, si vemos estas grandes disminuciones, una preocupación podría ser que la gente decida que tal vez ya no quiere venir a Canadá», dijo el autor del informe Andrew Agopsowicz, economista principal de RBC que estudia las tendencias laborales.

«Creo que es realmente importante para Canadá asegurarse de que el proceso sea claro y de que todavía mantenemos esta actitud de que estamos abiertos y queremos que la gente del resto del mundo venga a nuestro país».
……..
Desde Quebec, en exclusiva para RLI-PY, les reportó Omar Ruiz-Díaz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

15 + 11 =