July 3, 2020 | Las medidas de confinamiento sí funcionan. Estudio.

Desde que se declaró a COVID-19 como pandemia, la mayoría de los gobiernos del Mundo empezaron a adoptar medidas de confinamiento para frenar su progresión.

Algunas personas protestan porque dicen que sus derechos y libertades están siendo vulnerados. Pero la ciencia le da la razón a los sistemas de salud pública que aplican medidas de confinamiento, y con cifras que los apoyan.

Un estudio de la provincia de Ontario llegó a la conclusión de que sin las medidas de aislamiento implementadas por el sistema de salud público para frenar COVID-19, la mortalidad en la provincia canadiense hubiera sido mucho mayor.

Y dos investigaciones internacionales que acaban de ser publicadas en la revista científica Nature fueron más lejos al calcular el número de muertes evitadas, justamente por las medidas de confinamiento y la aplicación de otras medidas de bloqueo agresivas.

El primer estudio, El efecto de las políticas anti-contagiosas a gran escala en la pandemia de COVID-19, de la Universidad de Berkeley, en California, examinó seis países del mundo: China, Estados Unidos, Corea del Sur, Irán, Francia e Italia, y descubrió que, sin las medidas de confinamiento, 500 millones de personas más se habrían infectado, con millones de muertes como resultado.

El estudio apuntó a medir empíricamente el efecto que tuvo la implementación de políticas de salud para frenar la propagación e infección de COViD-19 en la tasa de crecimiento de las infecciones.

Los investigadores afirman con total certeza que “en estos seis países, las intervenciones de prevención y freno han prevenido y evitado unas 530 millones de infecciones ”.

En el segundo estudio, Estimación de los efectos de las intervenciones no farmacéuticas en COVID-19 en Europa, los investigadores analizaron el impacto de las principales intervenciones en 11 países europeos durante el período comprendido entre el inicio de COVID-19 hasta el 4 de mayo de 2020, cuando se empezaron a levantar las medidas de confinamiento.

Los números obtenidos indican que en esos 11 países, desde el comienzo de la epidemia, se han evitado más de tres millones de muertes gracias a las intervenciones realizadas para frenar la pandemia.
El epidemiólogo Dr. David Fisman de la Escuela de Salud Pública Dalla Lana de la Universidad de Toronto, dijo que estos hallazgos coinciden plenamente con la investigación que él y sus colegas realizaron con el objetivo de medir la eficacia de las medidas de confinamiento sobre la transmisión de COVID-19 en Ontario.

::::::: voz Fisman:::::

Ellos indican que si no se incrementa la capacidad de pruebas y rastreo de contactos como medio de controlar la propagación de COVID-19, los responsables de implementar políticas de salud pública podrían considerar la relajación del distanciamiento físico por etapas y vigilar los cambios en los contactos, por ejemplo, utilizando modelos digitales, como una señal de alerta temprana.

….

Desde Quebec, en exclusiva para Radio Libre Internacional de Paraguay, les reportó Omar Ruiz-Diaz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − one =