June 29, 2020 | El papel higiénico, amenaza medioambiental. Bosques boreales de Canadá.

En el momento de mayor pánico consumidor a causa de la pandemia, era frecuente en muchas ciudades de Canadá no encontrar ni un rollo de papel higiénico en tiendas y supermercados. También aparecieron los acaparadores y aumentaron los precios.

Semanas después del 11 de marzo, fecha en la que la Organización Mundial de Salud anunció al mundo que el coronavirus se había convertido en una pandemia, grandes tiendas como Costco colocaron personal de seguridad para asegurarse que los consumidores no lleven más de una o dos bolsas de papel higiénico.

La crisis del papel higiénico del 2020 probablemente será recordada como un elemento tragicómico de la pandemia de COVID-19.

Detrás de esta situación, un nuevo informe del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, un organismo no gubernamental dedicado a la protección del medioambiente con sede en Estados Unidos informó que una crisis de papel higiénico, diferente pero más preocupante, se avecina en Canadá, con consecuencias negativas para el clima del planeta.

El informe, titulado “El problema con el papel 2.0: cómo el proceso del árbol a inodoro alimenta nuestra crisis climática”, afirma que una parte significativa de la fibra de madera virgen extraída de un millón de acres de bosque boreal canadiense, talado al ras cada año, es destinado a los grandes productores de papel higiénico de Estados Unidos.

“Con cada rollo insostenible de papel higiénico, las empresas están empujando al mundo hacia un futuro inaudito, destruyendo el antiguo e irreemplazable bosque boreal canadiense por algo tan efímero como una descarga en el inodoro», dice Jennifer Skene, coautora del informe del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

:::::::::::::::::Voz de Jennifer Skene:::::::::::::::::::::::::::::::

“Los productos que estamos consumiendo, usualmente sin pensar realmente en eso y que desechamos en el inodoro provienen de ese bosque boreal degradado que estamos perdiendo y a un ritmo muy vertiginoso.” 

En su defensa, los empresarios que se benefician de esa tala, agrupados en la Asociación de Productos Forestales del Canadá, argumentan que el informe contiene numerosas afirmaciones y acusaciones falsas.

El presidente y director ejecutivo de esta asociación, Derek Nighbor, dice que afirmar que los bosques canadienses están siendo talados para fabricar papel higiénico es falso, y que el informe del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales es un ejercicio de «polarización gratuita».

«En Canadá, no estamos talando árboles para hacer papel higiénico, estamos cortando árboles de manera planificada y sostenible para producir madera. Y en esos aserraderos, la viruta que queda, el aserrín y la corteza que sobran, van a diferentes instalaciones para su posterior procesamiento», dijo Nighbor.

«La fibra de madera utilizada para fabricar papel higiénico es alrededor del uno por ciento del total de fibra de madera en general», añadió el representante de la Asociación de Productos Forestales del Canadá.

El informe del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales sostiene que el talado al raso de bosques, para fabricar papel higiénico y otros productos de uso efímero como pañuelos faciales y toallas de papel, representa la emisión de unas 26 millones de toneladas métricas de carbono en la atmósfera cada año.

«Esto está liberando una enorme caja de Pandora de carbono previamente capturado en la vegetación y los suelos del bosque, reduciendo la capacidad del bosque de absorber más dióxido de carbono y creando un déficit de absorción de carbono imposible de cubrir, a consecuencia del ritmo actual de tala de los bosques», dijo Skene.

En el informe, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales señala como una de las responsables de la contaminación medioambiental a la compañía Proctor & Gamble, que fabrica el papel higiénico Charmin, la marca de papel higiénico más vendida en los Estados Unidos, a la que el informe denuncia por seguir utilizando un 100% de fibra forestal virgen sin pasar a utilización de la fibra reciclada o a materias de producción más sostenibles, como la paja de trigo o la fibra de bambú.

Según la coautora del estudio, Jennifer Skene, el papel higiénico hecho de fibra virgen tiene tres veces el impacto climático que el fabricado a partir de material reciclado.

El bosque boreal canadiense se extiende desde la provincia de Terranova y Labrador en el Atlántico hasta el Territorio de Yukón, en el oeste del país. Según el Ministerio de Recursos Naturales de Canadá, este bosque no es considerado antiguo porque la mayoría de sus árboles son relativamente jóvenes y se ven afectados frecuentemente por incendios forestales, los insectos y otras perturbaciones naturales.

…..

Desde Quebec, para Radio Libre Internacional, les reportó Omar Ruiz-Diaz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × one =