El proyecto PRIME.

El ser humano es un experimento dinámico. Si tan solo todos los paraguayos tuvieran la posibilidad, la oportunidad de viajar allende las fronteras de sus pueblos, sus ciudades, sus países, hoy ya dispondrían de vias de trenes de alta velocidad y ciclovias en las calles y avenidas.

Perfeccionarían sus percepciones del ritmo, del espacio-tiempo donde se encuentran y serían orgullosos de sus entornos. Todo esto les alojarían en la dimensión de la auto-estima colectiva y serían mas felices y satisfechos. Serían emancipados, redimidos, reciclados en sus conceptos de pertenencias (detachment) y tomarían decisiones constructivas y solidarias.

Como digo, el ser humano en sí es un experimento movible, constante. En este sentido, esa peculiar crisis de percepción del ritmo y del espacio-tiempo que sufre el “paraguayo” desde tiempos ha, podría estar relacionado con esa falta de oportunidad de salir a viajar allende sus fronteras. Entonces, no existe un “Marco Polo misionero” como alguien me calificó talvez como un cumplido.

No existe el “paraguayo”. Existe el Paraguay, pero no el paraguayo.

Imaginemos este escenario, puesto que como dice la frase “Los seres de ficción son más reales que los de carne y hueso”, donde y cuando una comisión de científicos globales (antropólogos, biólogos, urbanistas, psiquiatras, economistas, sociólogos, etc) llaman a Guillermina Coronel y a Juan Estanislao Osorio.

Ambas personas son víctimas del sistema de dependencia, subordinación y opresión en el campesinado, la huella natural en el país, especialmente desde el comienzo de la dictadura de Stroessner.

Tanto Guillermina (22) como Estanislao (26) cumplen condenas en sus respectivas prisiones por delitos relacionados con quebrantamientos de la paz pública, violencia de género, usurpación de vivienda por ocupación ilegal y resistencia grave a los agentes de la autoridad.

Se les ofrece una salida negociada para disminuir o erradicar sus condenas: Vivirán libres “en el extranjero” por un espacio-tiempo de cinco años, pero serán examinados por un equipo global de científicos. Cada uno recibirá 10,000 dolares mensuales para cubrir sus necesidades básicas, además de asistencia legal y cobertura de salud.

Serán asistidos si desean estudiar y tendrán “permiso” para visitar a sus familiares de Paraguay, 30 días al año. Tendrán vivienda y servicios pagados y observarán estas recomendaciones: usarán los transportes públicos y bicicletas como medios de transportes preferencial.

Guillermina vivirá en el numero 56 de la Rue Antoine Bourdelle, en Montparnasse (Paris) y Juan Estanislao, en 2-4-2 Yaesu Chuo-ku, (Tokio).

Tendrán status de residentes permanentes y, si deciden permanecer en medio de sus entornos adaptados al finalizar la “condena” de esos cinco años, tendrán la libertad de hacerlo.

La idea es que la paciente X08G (Guillermina) y el paciente J43B (Juan Estanislao) simplemente vivan la Vida, no se preocupen por nada de aquellas razones que han marcado sus destinos en Paraguay.

Serán conscientes del estudio científico a que serán sometidos y aceptarán el implante de un circuito integrado bajo la piel, a la altura del hombro posterior derecho. Serán advertidos que, durante cinco años, hagan lo que hagan, digan lo digan, vayan donde vayan, piensen lo que piensen, serán registrados y procesados convenientemente.

Aparte de los 10,000 dolares americanos que recibirán como sustento básico por mes, tendrán un “salario” de 50,000 dólares por año, por formar parte de este experimento.

Se les informará el mecanismo y el propósito del estudio llamado “Percepción del Ritmo y Movimiento en un Entorno Especifico y su grado de adaptación a ella, en el Universo Cotidiano de un Paraguayo”, PRIME, en sus siglas globales. Se les informará de sus derechos humanos y responsabilidades internacionales y se les adjudicará de un código para comunicarse con el enlace de los especialistas de 15 países que estarán involucrados en el proyecto.

Guillermina, oriunda de La Colmena y Juan Estanislao, oriundo de Santa Maria Misiones, respectivamente, firmarán un contrato y tendrán acceso a un asistente legal de su propia elección. Deben estar completamente conscientes, informados y libres de asumir el compromiso antes de cerrar el trato. Tendrán acceso a desestimar sus compromisos si así lo desean y serán sometidos a exámenes evaluativos y evolutivos cada seis meses.

La paciente X08G y el paciente J43B, viajarán a Paris y a Tokyo, respectivamente, el 2 de Julio de 2020, dispuestos a cumplir con sus compromisos con la entidad PRIME Project, que ha destinado 2 billones de dolares en la aventura de estudiar el proceso de percepción del ritmo y movimiento que tiene de su entorno el paraguayo ordinario. Lo único que deben hacer X08G y J43J es vivir la vida en sus entornos transplantados y, verificar de esa manera si la utopía de Mentalidad del Tren tiene una incidencia en la situación del Paraguay actual.

La Mentalidad del Tren es mi teoría (Omar Ruiz-Diaz).

Consiste en saber lo que pasa a tu izquierda cuando doblas tu cabeza hacia la derecha.

Ese lapso de tiempo-espacio, el doblar la cabeza hacia la derecha o hacia la izquierda, es ahora el foco de este multimillonario estudio científico de primer nivel, PRIME Project donde curiosamente se halla un solo paraguayo, un neurocirujano que reside en Oslo.

La idea es confirmar que los países no existen. Que lo que existen son los pasaportes. El entorno.

X08G y J43B llevarán consigo en este Gran Viaje, un poster con esta simple frase: “Estoy verdaderamente presente donde me encuentro”.

Finalmente, cito aquí a la la socióloga Ana Beatriz Villar: “Observar realidades como la paraguaya nos sitúa inevitablemente ante interrogantes muy básicos respecto al funcionamiento del mundo. ¿Por qué hay hambre donde se producen alimentos? ¿Por qué la organización de un territorio no se piensa en función de quienes lo habitan? ¿Por qué a pesar de los cambios no cambia Paraguay?”

El thriller de ciencia ficción acaba de comenzar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *