June 18, 2020 | Justin Trudeau, el gran derrotado en las elecciones de la ONU de ayer.

Momento en que el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el nigeriano Tijjani Muhammad-Bande, daba lectura ayer del resultado de las votaciones en que se dirimía un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad. 

Pese a un intenso y costoso esfuerzo diplomático, Canadá perdió nuevamente la posibilidad de lograr una silla en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Noruega e Irlanda ganaron los dos puestos temporales disponibles, con 130 y 128 votos respectivamente. Canadá recibió 108 votos a favor, 20 por debajo de los 128 necesarios para ganar un puesto en la mesa.

La derrota de Canadá, esta vez bajo un gobierno Liberal liderado por Justin Trudeau, se suma a la derrota sufrida bajo el anterior gobierno Conservador de Stephen Harper en 2010.

Previamente Canadá había ganado un lugar en el Consejo de Seguridad por seis veces seguidas aproximadamente, cada década desde la creación de la ONU. 

Su primera campaña para lograr ese lugar en el Consejo fue en 1946, pocos meses después de haber contribuido a la creación de la ONU, que fue oficialmente fundada el 24 de octubre de 1945, tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

Justin Trudeau puso a Canadá en la portada de la revista Rolling Stone, pero no pudo conseguir que este país obtuviera un asiento temporal en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas.

Se puede debatir cuál de esos premios es más valioso, pero la derrota de ayer miércoles es difícil de encajar para un primer ministro que orgullosamente le dijo al mundo que Canadá había “regresado” después de que su partido ganó las elecciones federales en 2015.

Esta derrota diplomática es un duro golpe para el primer ministro y otros funcionarios de alto nivel que han estado llevando a cabo una labor de cabildeo ante los líderes políticos de todo el mundo, en una campaña para asegurar uno de los dos escaños rotativos disponibles.

El Consejo de Seguridad tiene diez asientos para miembros temporales que participan en los debates por períodos de dos años. El consejo tiene cinco miembros permanentes: Francia, Rusia y China, Estados Unidos y el Reino Unido, países que tienen un discutido derecho a vetar las resoluciones.

Los grupos pro-palestinos declararon que las políticas canadienses en el Oriente Medio son la causa por la cual Canadá no alcanzó ese puesto. 

La organización Canadienses por la Justicia y la Paz en el Medio Oriente, emitió una declaración señalando que la derrota «prueba que el fracaso de Canadá en demostrar liderazgo en derechos humanos y cooperación internacional, lo ha aislado de la opinión mundial».

——-

Desde Quebec, en exclusiva para Radio Libre Internacional de Paraguay, les reportó Omar Ruiz-Diaz. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *